¿Cuáles son los diferentes tipos de sistemas de calefacción solar?

PIN

Para calentar una casa, el sistema solar puede configurarse de tres maneras:

  • El agua calentada va directamente al sistema de calefacción por suelo radiante, lo que se denomina calefacción solar directa.
  • El agua calentada se envía a una caldera (de gas, madera o aceite) que garantiza un aumento de la temperatura. Se trata de un sistema de energía dual o un sistema solar combinado.
  • El agua calentada se envía a un depósito de agua caliente cuya resistencia se encarga, si es necesario, de enviarla al sistema de calefacción por suelo radiante. También se trata de una instalación de doble energía, conocida como sistema solar combinado.

¿Cuánto cuesta la calefacción solar?

El precio depende de la tecnología elegida. Dados los niveles de insolación observados, se recomienda optar por un sistema solar combinado. Sin contar la calefacción por suelo radiante (estimada en 4.000 euros), el coste de un sistema de energía solar térmica para una casa de 100 m² con 15 m² de paneles solares térmicos se estima en unos 13.000 euros para los distintos equipos, a los que hay que añadir 3.000 euros de costes de instalación y puesta en marcha, es decir, un precio total de 16.000 euros (160 euros por m² a calentar).

Algunos consejos para elegir los equipos de energía solar térmica

El equipo solar térmico debe haber sido probado de acuerdo con las especificaciones de las normas EN 12975 y EN 12976 y la instalación debe haber sido realizada por un profesional certificado. Estas condiciones son imprescindibles para poder optar a las distintas subvenciones en vigor, en particular la desgravación fiscal por transición energética o la bonificación energética por calefacción solar.

Si vive en una región soleada y el tejado de su casa está orientado al sur, le conviene considerar la opción de la calefacción solar térmica como parte de una renovación, señala la empresa de placas solares en Granada MLG Electrosolar. Esta tecnología perfectamente dominada le ofrecerá valiosas ganancias en el consumo de energía, al tiempo que contribuirá a la reducción de los gases de efecto invernadero.