Cómo comer después de una cirugía oral

PIN

La idea de los procedimientos de cirugía dental como la extracción de las muelas del juicio, las extracciones de dientes regulares o la colocación de implantes dentales puede ser inquietante. Sin embargo, con la preparación adecuada, usted puede tener una experiencia suave y una rápida recuperación.

Una forma sencilla de prepararse para una intervención quirúrgica dental importante es abastecer la nevera y la despensa con alimentos blandos de antemano. Siga siempre las instrucciones postoperatorias de su dentista o cirujano oral para evitar infecciones y acelerar el tiempo de recuperación. A continuación, te presentamos algunos tipos de cirugía oral e ideas sobre qué alimentos comer después de una cirugía oral o un trabajo dental importante.

Tipos de cirugía oral

A veces, el problema dental con el que se enfrenta puede requerir procedimientos quirúrgicos para su tratamiento. Las técnicas actuales se han perfeccionado para promover una mejor curación y una salud oral duradera. Los dentistas y cirujanos orales trabajan con usted para que el proceso sea lo más cómodo posible.

Los procedimientos de cirugía oral más comunes son

  • Instalación de implantes dentales
  • Extracciones de dientes o muelas del juicio
  • Injertos de hueso y encías
  • Cirugía correctiva de la mandíbula
  • Tratamiento del conducto radicular
  • Cirugía para reparar los daños causados por un traumatismo

Cuándo y qué comer después del tratamiento

En el caso de las cirugías orales más comunes, como la extracción de las muelas del juicio, la extracción de dientes impactados o el tratamiento de conductos, podrá empezar a reintroducir lentamente en su dieta algunos alimentos crujientes y fibrosos alrededor de una semana después de la operación. Sin embargo, en casos dentales complicados, como la colocación de implantes dentales o la extracción de varios dientes a la vez, es posible que tenga que seguir comiendo alimentos líquidos o blandos durante seis semanas o más, señala la dentista Dra. Virtudes Aguayo.

Estos son algunos de los alimentos blandos que se pueden consumir después de una intervención quirúrgica o un tratamiento dental importante:

  • Salsa de manzana
  • Yogur
  • Gelatina
  • Sopas
  • Huevos
  • Puré de frutas como plátanos o aguacates
  • Pescado
  • Arroz
  • Verduras bien cocidas
  • Puré de patatas
  • Harina de avena
  • Paletas
  • Pasta bien cocida
  • Batidos (evitar las semillas)
  • Pudín
  • Guisantes blandos
  • Judías
  • Helados
  • Batidos (utilice una cuchara, no una pajita)
  • Pan empapado en sopa
  • Quesos blandos
  • Hummus
  • Pastel de carne
  • Tofu
  • Queso cottage
  • Ensalada de pollo o atún (sin apio)
  • Carnes frías

Otros consejos para después de la cirugía dental

Además de estos alimentos suaves, asegúrese de beber mucha agua. Si el sangrado persiste después de una hora de la cirugía, considere la posibilidad de morder una bolsa de té negro fría y húmeda para ayudar a la coagulación de la sangre.

Enjuagarse la boca con agua durante las primeras 24 horas está bien, pero hágalo con suavidad. Después de 24 horas, puedes enjuagarte con agua salada tibia. Puedes hacer el enjuague tú mismo mezclando una cucharada de sal con una taza de agua tibia. No intente desalojar ningún coágulo de sangre, ya que esto puede prolongar el proceso de curación.

Hable con su dentista o cirujano oral

Es probable que sienta cierto nivel de dolor y malestar después de la cirugía oral. Sin embargo, su recuperación será más eficaz si bebe y come los alimentos adecuados. Siga siempre las instrucciones de su dentista para reducir el riesgo de hematomas en el lugar de la cirugía. Si tiene alguna pregunta o duda sobre su dieta postoperatoria, asegúrese de hablar con su dentista. Tanto si se trata de una visita en la consulta como de una llamada telefónica, el consejo de un profesional le ayudará a acelerar el proceso de curación y a prevenir infecciones.